Grupona denuncia ante fiscalía por maltrato animal al propietario de un perro «peligroso» que causó la muerte a un yorkshire en Málaga

En lo que va de año, el Grupona ha intervenido en un total de 68 mordeduras de perro, en las que en 52 casos resultaron heridas personas, en 10 otros animales y en los 6 restantes tanto animales como las personas que los portaban.

Agentes pertenecientes al Grupo de Protección de la Naturaleza (GRUPRONA) de la Policía Local de Málaga han llevado a cabo una investigación relacionada con la muerte de un perro de raza Yorkshire tras ser atacado por otro de raza catalogada como potencialmente peligrosa a raíz del cual han leído los derechos al propietario como presunto autor de un delito de maltrato animal.



Los hechos tuvieron lugar sobre las 10:25 horas del pasado 21 de octubre en el cauce del río Guadalmedina, donde policías locales de la Jefatura de Policía de Barrio Centro y del GRUPRONA de la Policía Local de Málaga intervinieron en el ataque, que causó la muerte instantánea del Yorkshire y lesiones leves a su propietario.

El perro agresor, American Staffordshire Terrier, no llevaba correa, no pudiendo ser sujetado por su propietario, lo que sumado a que tampoco llevaba puesto un bozal reglamentario, generó que la agresión concluyese con el fatídico desenlace.

Además de por estas dos infracciones graves, cuya sanción oscila entre los 300 y los 2.404 euros, el propietario fue denunciado por carecer de licencia administrativa para la tenencia de un perro potencialmente peligroso, constituyendo una infracción muy grave con multas que oscilan entre los 2.404 y los 15.025 euros, y por no presentar seguro de responsabilidad civil por tenencia de un PPP. Por todo ello, los policías locales procedieron a levantar acta de incautación del animal, siendo trasladado al Centro Zoosanitario Municipal.

Otro caso reciente

A principios del pasado mes de octubre, agentes de la Jefatura de Policía de Barrio Distrito Campanillas y del GRUPRONA de la Policía Local de Málaga actuaron en otro caso en el que un perro American Bully atacó a otro de raza cruzada causándole lesiones graves, hecho por el que el propietario del animal agresor está siendo igualmente investigado como presunto autor de un delito de maltrato animal.

El suceso tuvo lugar en una zona de campo sita en la barriada de Maqueda. El can agredido tuvo que ser atendido de urgencia en un hospital veterinario por un desgarro muscular que debió ser suturado, además de otras lesiones.

Los policías locales levantaron acta de denuncia administrativa de animales potencialmente peligrosos al propietario del animal agresor por no poseer seguro obligatorio en vigor, lo que implica la carencia de licencia para su tenencia.

Denuncias a Fiscalía por la presunta autoría de delitos de maltrato animal

En ambos casos detallados, observándose un desprecio evidente en las consecuencias de la tenencia de los perros potencialmente peligrosos sin las medidas de seguridad reglamentarias y dadas las graves consecuencias provocadas a los animales, policías locales del GRUPRONA remitieron los pertinentes atestados a la Fiscalía Provincial de Medioambiente ante la posible autoría de delito de maltrato animal.

Datos estadísticos

En lo que va de año, el GRUPRONA de la Policía Local de Málaga ha actuado en un total de 68 mordeduras de perro, de las que, en 52 han resultado heridas de diversa consideración sus propios propietarios o tenedores u otras personas, en otras 10 el lesionado ha sido otro animal y en las 6 restantes han sufrido heridas de distinta índole tanto otros animales como las personas que los portaban.

Destacar que, observados estos casos con detenimiento, existe un número importante de personas que resultan heridas al ir a separar a los animales o al levantar a uno de ellos intentando que no sea agredido por el otro.

Conviene recordar que en Andalucía se consideran perros potencialmente peligrosos aquellos que pertenecen a las razas Pitt Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu, Akita Inu y Doberman. Asimismo, también son considerados potencialmente peligrosos sus cruces, incluida la raza denominada American Bully.

Igualmente, todos los perros, aunque no tengan la catalogación de potencialmente peligrosos, cuyo peso sea superior a 20 kilogramos deben llevar bozal reglamentario e, independientemente de su peso, portar correa.




Bar Los Pescadores

Bar típico con una gran solera de pescaíto fresco bien elaborado y precios muy competentes

Paseo Marítimo Levante, 36, Torre del Mar

Bar Los Pescadores

Bar típico con una gran solera de pescaíto fresco bien elaborado y precios muy competentes

Paseo Marítimo Levante, 36, Torre del Mar