Estepa, la cuna del mantecado esconde un rico patrimonio

Con la Navidad cada vez más cerca, llegan los tiempos de consumir mantecados y turrones. Estepa es conocida por la producción de este típico dulce navideño. Pero no es su único atractivo, ya que cuenta con monumentos civiles y religiosos de gran valor artístico y arquitectónico. La impresionante Torre de la Victoria, la Torre del Homenaje o la Iglesia de Santa María la Mayor son solo algunos ejemplos que harán encandilar a los visitantes.

Estepa está en la comarca de la Sierra Sur de Sevilla, en el sureste de la provincia y a 110 kilómetros de la capital hispalense. Se encuentra dentro del área de tránsito entre la campiña y las primeras estribaciones de la cordillera Subbética.



El casco urbano de Estepa se sitúa sobre el Cerro de San Cristóbal, a 606 metros de altitud, y ha crecido hacia el norte formando arrabales ladera abajo. Un enclave estratégico por el que han pasado turdetanos, cartagineses, romanos, visigodos y musulmanes.

Sus actividades económicas más importantes son la industria del dulce navideño y la producción de aceite de oliva. La elaboración de mantecados engloba a un total de 19 empresas del municipio, que forman parte de las denominaciones de calidad “Mantecados de Estepa” y “Polvorones de Estepa”. Se calcula que se confeccionan más de 20 toneladas de estos productos al año y la facturación puede rondar los 70 millones de euros.

Desde el Mirador del Balcón de Andalucía, ubicado en el Cerro de San Cristóbal, la vista nos invita a adentrarnos por su casco urbano, a descubrir sus plazas, rincones y a deambular por sus calles empedradas. A conocer una ciudad declarada Conjunto Histórico Artístico en 1965.

En esta misma colina se localizan varios de los edificios más importantes de Estepa. Con planta cuadrada, 13 metros de ancho y 26 metros de altura emerge la Torre del Homenaje. Fue construida a finales del siglo XIV. Cumplía funciones defensivas, como lo atestiguan sus arqueras en la fachada, y logísticas, con un almacén destinado a las reservas.

También podremos ver la Iglesia de Santa María la Mayor. Este espacio fue una mezquita durante el siglo X, un templo mudéjar durante el XIV y su fisonomía actual de estilo gótico tardío se debe a otra remodelación realizada a finales del XV y comienzos del XVI. Es un monumento declarado Bien de Interés Cultural. Su interior acoge al Museo de Arte Sacro.

Junto a la basílica está la Torre Ochavada, un pequeño edificio de planta octogonal levantado durante el siglo XIII. Actualmente funciona como punto de información turística.

La Iglesia y el Convento de Santa Clara también se sitúan al lado de la Iglesia de Santa María la Mayor. Es un convento de clausura fundado por los Marqueses de Estepa en 1599, aunque la mayor parte de su construcción se realizó en el siglo XVII. Destaca su retablo mayor y la decoración pictórica de los muros, relacionada con diversos motivos iconográficos.

En el otro extremo de la colina se alza la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia y Convento de San Francisco, construida a mediados del siglo XVII. Alberga interesantes retablos de las escuelas lucentina y antequerana.

Todos los monumentos del complejo arquitectónico del Cerro de San Cristóbal estaban en el interior de un recinto amurallado, del que hoy quedan pocos elementos visibles.

En las faldas de la loma, ya en el casco urbano, se levanta el edificio más reconocible de Estepa: la Torre de la Victoria. Fue fabricada en el siglo XVIII, siendo uno de los ejemplos más relevantes del barroco andaluz. Esta impresionante torre de 40 metros es el único vestigio que queda de la desaparecida Iglesia de la Victoria, demolida en 1939 y que perteneció al Convento de los Padres Mínimos. Es Monumento Nacional desde 1955.

Muy cerca está la Iglesia de San Sebastián, reconstruida sobre una antigua ermita. En su interior hay una importante representación de tallas atribuidas a Luis Salvador Carmona.

Si subimos por Calle Cristo hallamos la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen. Se trata de un templo de estilo barroco edificado en el siglo XVIII.

Su interior aloja una de las portadas más emblemáticas del barroco dieciochesco andaluz.

Al lado de la parroquia encontramos la Plaza del Carmen y el Ayuntamiento. Si avanzamos por Calle Mesones nos toparemos con la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, un templo gótico del siglo XVII con ornamentación barroca añadida a mediados del XVIII. Acoge a la Virgen de la Asunción, patrona de Estepa. También es destacable la formidable representación pictórica de su interior, que cubre paramentos laterales, bóvedas y cúpulas.

Junto a la fachada de la basílica está la Casa Palacio de los Marqueses de Cerverales, construida en el siglo XVIII. Es uno de los pocos monumentos de Andalucía, de arquitectura barroca civil, que conserva íntegramente sus características originales. El inmueble es catalogado como Bien de Interés Cultural.

En el oeste de la localidad sobresale la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios. Es un templo barroco del siglo XVII. Su camarín es reconocido como una de las joyas arquitectónicas y decorativas del siglo XVIII.

Estepa cuenta con otras edificaciones religiosas de menor importancia, como la Ermita de Santa Ana y la Ermita de San Marcos. También dispone de otros monumentos civiles como el Palacio del Marqués del Oro. O, finalmente, espacios culturales como el Museo Arqueológico Padre Martín Recio o el Museo del Chocolate Chocomundo, el mayor museo de este tipo en España y considerado uno de los mejores del mundo, junto al de Colonia (Alemania).

~~ Contenido promocionado por la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía S.A. ~~

 

In this article