Elouardi gana la Media de Málaga al sprint al corredor del Nerja, Cristóbal Ortigosa

La Media Maratón Ciudad de Málaga desafió a la lluvia con éxito. La prueba estuvo en el alambre por el agua, pero los organizadores, partes en mano, decidieron que se disputara la prueba tras las consultas pertinentes. Y llovió, pero no de manera abundante, durante los 21.095 metros.

Los 7.500 corredores que tomaron la salida se midieron a un recorrido clásico, con salida y llegada al estadio de atletismo y gran parte de trayecto cerca de la costa más un paseo por el centro. En categoría masculina venció el marroquí Mounir Elouardi por delante de los malagueños Cristóbal Ortigosa, al que ganó al sprint, y Javier Díaz Carretero.

La lluvia amenazaba con convertirse en la protagonista de la vigésima octava edición de la Media Maratón Ciudad de Málaga, pero el ánimo de los participantes no se dejó amedrentar por el cielo gris que cubrió la ciudad durante la mañana del domingo. Más de cinco mil personas volvieron a hacer de la tradicional prueba una de las más populares y con mayor tirón de la provincia. El agua no modificó en absoluto lo que cada año es una fiesta del deporte, aunque muchos de los que llegaban al Estadio de Atletismo lo hacían corriendo para buscar refugio tanto en el interior de las instalaciones como en la fachada del Palacio de los Deportes. Los más valientes también corrían, pero para alejar el frío de sus extremidades y prepararse para el pistoletazo, previsto para las 9.30 de la mañana.

Los alrededores de la Avenida Manuel Alvar, en la que se situó la meta, se llenaban de colores flúor conforme se acercaba la hora. De la parada de metro más cercana no dejaban de salir corredores, muchos de ellos ataviados ya con la ‘picassiana’ camiseta que la organización ha regalado este año. Poco a poco se iban llenando los cajones de salida y la atención se centraba en la primera línea, donde todos miraban de reojo al rey de la Media Maratón, el marroquí Abdelhadi El Mouaziz, dispuesto a conquistar su octavo título. Junto al atleta del Cueva de Nerja-UMA, otros favoritos, como su compañero Cristóbal Ortigosa, el sampedreño Javier Díaz Carretero o Mounir Elouardi, que a la postre sería el campeón.

Un año más, el Cueva de Nerja-UMA fue el club que más corredores consiguió que llegasen a meta, con nada menos que 66, por delante del Real Club Mediterráneo y el Bichos Runners.

Manolo Sarria, al frente de la organización, pedía precaución a los participantes, que guardaron un minuto de silencio antes de comenzar en memoria de Gabriel, el niño almeriense asesinado el mes pasado. Una marea multicolor se extendió por la avenida nada más darse el pistoletazo de salida. Cada cual a su ritmo, pero todos con la ilusión de volver al estadio en el menor tiempo posible.

En el tercer kilómetro, que traía de vuelta a los corredores por la avenida Manuel Alvar hacia la calle Pacífico, el grupo de cabeza formado por El Mouaziz, Nick Swinburn, Nasr Bouchaim, Díaz Carretero, Elouardi y Ortigosa ya había tomado distancia con el resto. El guion de la carrera parecía distinto al de otros años, pues El Mouaziz, aquejado de un problema en los isquiotibiales, no había podido imponer su paso. Aguantó hasta el kilómetro 10, pero entre La Farola y la calle Larios se fue quedando atrás y Ortigosa tomó el liderato seguido de cerca por Elouardi. Otro que no perdió el paso fue Javier Díaz Carretero, que siguió de cerca a los dos desde el kilómetro 12.

Entre esos tres atletas se iban a repartir las medallas. El de San Pedro llegó justo de fuerzas al final y vio cómo Ortigosa y Elouardi se escapaban. El final entre el malagueño de Villanueva del Rosario y el marroquí fue ajustadísimo, pero la experiencia de Elouardi se impuso al ímpetu del joven del Cueva de Nerja-UMA, que entró solo tres segundos más tarde en la meta del Estadio de Atletismo. El marroquí paró el cronómetro en 1h.07:32 y recibió la ovación de la grada justo cuando el sol empezaba a brillar. Una vez recuperado el aliento, el atleta del Unicaja de Jaén explicó a este periódico que había venido a Málaga con un solo propósito: ganar.

En la cara de Ortigosa, además de la fatiga, se pudo ver también la decepción por la oportunidad perdida de ganar la Media Maratón. Nada más cruzar la meta se giró hacia el público pidiendo perdón. «No ha podido ser. En los últimos 50 metros no he respondido como debería al cambio de ritmo de Mounir, pero uno no puede manejar todas las situaciones. Decidí participar casi a última hora y estoy satisfecho con el resultado», comentó Ortigosa, que ya piensa en la Media Maratón de Madrid.

En tercera posición llegó Javier Díaz Carretero, otro de los favoritos del público. «Al final tenía los músculos muy cansados y el viento en contra. Igual debería haber sido más conservador en otros tramos de la carrera, pero sabía que El Mouaziz tenía problemas y que eso iba a dar lugar a una carrera más abierta», apuntó el corredor, que al igual que el resto de ganadores destacó el gran apoyo que encontró por las calles de Málaga.

Da la casualidad de que las dos medallas de oro de esta edición de la Media Maratón irán a parar a la misma vitrina, pues la ganadora en la categoría femenina, Nazha Machrouh, está casada con Elouardi. La atleta marroquí del Unicaja de Jaén llegó la primera con un tiempo de 1h.16:51 y conquistó así su quinta Media Maratón de Málaga. Al igual que en la categoría masculina, fueron tres las atletas que se escaparon: la propia Machrouh, la austriaca Cornelia Moser y la ganadora de la edición del año pasado, Jessica Peterson, deportista olímpica en 2012 y 2016.

Los últimos 400 metros decidieron el orden de las medallas. Peterson, que admitió no haber entrenado lo suficiente para la prueba, fue la primera en quedarse atrás. «Ha sido una carrera bastante dura, pero he disfrutado viendo la lucha final entre Machrouh y Moser. Me hubiese gustado correr más rápido, pero estoy satisfecha. El año pasado gané y sentía que no lo merecía, este año ellas han demostrado que han entrenado más duro», comentó sincera la danesa. Moser, que está preparando el maratón de Rotterdam, finalizó segunda en su primera participación en la prueba.

El césped y los alrededores del Estadio de Atletismo se fueron llenando poco a poco de ‘finishers’ orgullosos de sus medallas que esperaban a sus compañeros de equipo o familiares.

Fuentes: Diario Sur y Málaga Hoy

En este artículo



Axarquía Salud

Expertos en recuperar tu salud. Buscamos la excelencia para ofrecerte el mejor servicio

Av. Vivar Téllez, 7, 29700 Vélez-Málaga

Axarquía Salud

Expertos en recuperar tu salud. Buscamos la excelencia para ofrecerte el mejor servicio

Av. Vivar Téllez, 7, 29700 Vélez-Málaga