El torreño Jesús Romero debuta en los paralímpicas de Río esta madrugada frente a Canadá

El jugador del Clínicas Rincón Amivel forma parte de los 127 deportistas que representan a la expedición de España.

Esta fue la noticia que pudo leerse el pasado junio en nuestra página y la recuperamos con motivo del comienzo de las Paralímpiadas de Río de Janeiro, donde acude de nuevo Jesús Romero,natural de Torre del Mar  y jugador de baloncesto sobre silla de ruedas. Debuta esta madrugada a las 2:30 frente a la poderosa Canadá, actual campeona.

 
Cuando comenzó se conocía en el mundo del baloncesto sobre silla de ruedas como “Jesulín”, y ni en sus mejores sueños podía imaginar que ese joven con larga melena rubia se convertiría años después en Jesús Romero, internacional absoluto, jugador olímpico y a punto de ser convocado para su segunda Olimpiada, lo más alto que puede aspirar un jugador de baloncesto. Este delgado deportista es otro de los ejemplos de superación, constancia y dedicación para demostrar que las limitaciones físicas no están reñidas con los grandes logros en el deporte, en este caso con el baloncesto sobre silla de ruedas, una disciplina espectacular y en la que destaca desde hace años.
Romero es jugador del Clínicas Rincón Amivel, único equipo andaluza de la División de Honor de baloncesto sobre silla de ruedas, donde juega de base y alero, aunque también desempeña la labor de escolta, posición que es la que se ha adaptado en la Selección española.  Una vez finalizó la temporada con su club, está con un plan de entrenamientos para seguir en forma, de hecho ayer se marchó a Madrid donde realizará entrenamientos con la Selección para ir a Polonia a jugar durante esta semana con el equipo anfitrión más Italia y Holanda. De esa concentración, José Manuel Artacho, seleccionador y entrenador del campeón de Liga, Ilunion, perfilará la lista de 12 jugadores que acudan a Río de Janeiro entre el 7 y 18 de septiembre a los Juegos Olímpicos.
Jesús Romero se traslada a 1997, con 13 años, cuando comenzó a hacer deporte, que a pesar de padecer espina bífida, nunca le impidió en poner todo el empeño en superarse día a día. “Soy sincero y a mí me gustaba el fútbol, pero por mi capacidad me animaron hacer un deporte adaptado y me inicié muy joven, y me dijeron que podía ir progresando, y así fue, porque fui adquiriendo conocimientos, y me encontré cada vez más cómodo, y ya llegó primero ir con los juniors y después con la absoluta”.
El jugador internacional de Torre del Mar, es un apasionado del deporte, y siempre ha mostrado una gran progresión que le llevó a fichar en 2005 por el Polaris Murcia que hizo un equipo profesional para jugar en la élite, donde se mantuvo cuatro temporada, además de jugar durante un verano en la liga australiana. Aunque el club donde ha desarrollado gran parte de su carrera es el Club Deportivo Amivel, donde es toda una referencia de compromiso y entrega.  Cuando tenía 25 años fichó por el Murcia donde estuvo cuatro temporadas y también jugó en la liga australiana. “En Murcia, hicieron un equipo muy fuerte para estar en la élite, y en Australia viví una gran experiencia con jugadores de gran calidad”. Romero admite que su trabajo, es conserje en el pabellón de Vélez-Málaga, le limita poder jugar fuera de su tierra, aunque “estoy agradecido por las facilidades que me dan para entrenar y poder planificar mi vida deportiva”
Todo hace indicar que va a repetir cita olímpica tras acudir a Londres, porque de los últimos cinco años sólo se ha perdido un mundial y nos apunta: “Yo estoy trabajando duro para acudir a Río, desde enero, aparte de jugar con Amivel, mi idea ha sido llegar en buen estado de forma a esta parte del año para que el seleccionador cuente conmigo, pero no depende de mí, pero yo lo voy a dar todo para poder ir”.
 
Lograr medalla por primera vez en Juegos Olímpicos.
Romero es optimista y piensa que la selección, que jugará la primera fase con Australia, Canadá, Holanda, Japón y Turquía, puede “hacer un buen papel si controlamos bien los pequeños detalles y tenemos suerte en los cruces”. Australia y Cánada son las grandes favoritas en su grupo, y en el otro grupo Estados Unidos.  El jugador torreño ya sabe lo que es conseguir metales con España, primero en categoría junior, donde ha logrado un oro y un bronce en europeos, y con la absoluta llegó a lograr dos bronces.  Su sueño sería ahora lograr por primera vez un metal en la Olímpiada, el mejor puesto fue el cuarto de Atlanta 96 y un quinto puesto en las últimas de Londres.
Al jugador internacional lo dejamos en el pabellón veleño, donde trabaja tanto profesionalmente como deportivamente, y donde no deja de entrenar para poder estar con España, a la que está unido desde hace 12 años.



Tecnophone

Especialistas en reparación de móviles, tablets y consolas.

Calle Camino Viejo de Malaga, 3, Vélez-Málaga

Tecnophone

Especialistas en reparación de móviles, tablets y consolas.

Calle Camino Viejo de Malaga, 3, Vélez-Málaga