El fallecido en el crimen del paseo marítimo de Málaga era un joven español con antecedentes

Según publica Diario Sur, la víctima, de 32 años, recibió numerosas puñaladas antes de ser arrojada desde un coche en marcha a la calzada, donde fue atropellada por otro vehículo

La Policía Nacional ya ha identificado a la víctima del crimen del pasado domingo en el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso. El fallecido, que fue atropellado por un turismo, aunque previamente había sido apuñalado, era un hombre de nacionalidad española y de 32 años, según ha podido confirmar SUR.



Los investigadores del Grupo de Homicidios, que se han hecho cargo del caso, no tardaron en poner nombre y apellidos al finado, pese a que no llevaba documentación encima cuando se encontró su cadáver. Al identificarlo, comprobaron que tenía antecedentes policiales, según las fuentes consultadas, que precisaron que estas reseñas de su historial no están relacionadas con el tráfico de drogas.

Así las cosas, los agentes tratan de indagar en su entorno y en su pasado en busca de enemigos y de un posible móvil del crimen para encontrar entre ellos al responsable o responsables de su muerte. Las fuentes indicaron que aún no se habían producido detenciones.

Los hechos, que continúan bajo investigación, sucedieron sobre las seis de la mañana del domingo en el paseo marítimo, a la altura de La Malagueta. Los servicios de emergencias recibieron varias llamadas que alertaban de lo que, a simple vista, parecía ser un atropello. Un turismo había arrollado a un hombre, que yacía inerte sobre la calzada.

Inicialmente, fue la Policía Local de Málaga la que se hizo cargo del caso, como establece el protocolo establecido para los accidentes de circulación dentro del casco urbano. Sin embargo, durante la primera inspección ocular en el lugar de los hechos, los agentes no tardaron en percatarse de que el fallecido, que efectivamente había sido arrollado por un automóvil, presentaba además numerosas heridas de arma blanca.

Inspección ocular
A partir de ese momento, el caso pasó a tratarse como un crimen y los agentes alertaron inmediatamente a la Comisaría Provincial, que movilizó a los especialistas del Grupo de Homicidios para que se hicieran cargo de la investigación. También acudió al lugar el retén de Policía Científica. La inspección ocular, en esta primera fase de las pesquisas, fue conjunta entre ambos Cuerpos de Seguridad, ya que había que investigar un atropello, pero que en realidad escondía un asesinato.

Los investigadores siguen intentando localizar a testigos –tarea más complicada dada la hora de la madrugada en la que ocurrieron los hechos– o imágenes de cámaras de seguridad que puedan arrojar luz sobre las circunstancias del caso. Tal y como adelantó SUR.es, alguien pudo ver cómo la víctima era lanzada desde un coche en marcha, por lo que el vehículo que venía detrás no habría podido evitar el atropello. Al parecer, la persona que iba al volante del automóvil que lo arrolló dio negativo en los test de alcohol y droga.

En este artículo



Bodega la Barraca

Teléfono de reservas para eventos y reuniones 693 85 26 55

Calle Bahía, 4, Torre del Mar

Bodega la Barraca

Teléfono de reservas para eventos y reuniones 693 85 26 55

Calle Bahía, 4, Torre del Mar