El desbordamiento del río inunda Campanillas y corta los accesos

Decenas de viviendas y garajes han quedado anegados y hay coches desplazados por el agua y el barrio en las principales calles de esta barriada, que permanece intransitable casi por completo, así como en la vecina Maqueda.

Coches arrastrados por la riada, con el agua a más de un metro de altura, apilados unos sobre otros formando una escalera y que incluso han acabado dentro de una sucursal bancaria. Mobiliario urbano destrozado; decenas de casas y bajos completamente inundados, con los vecinos atrapados sin poder moverse, y los servicios de emergencias de Bomberos y Policía Local con grandes dificultades para trabajar. Este es el panorama que describe Diario SUR con el que describe cómo han amanecido los vecinos de las barriadas de Campanillas y Maqueda después de la fuerte tormenta que se ha cebado con esta zona y que ha llevado al río homónimo a una inusual crecida y a desbordarse.



Y ello, a pesar del efecto contenedor que está teniendo la presa de Casasola, que precisamente regula el curso del Campanillas, y que sigue reteniendo la avenida principal. Cuando se evalúen, los daños materiales sumarán varios millones de euros. El presidente de la Junta, Juanma Moreno y el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, han comunicado que realizarán esta mañana una visita a Campanillas para comprobar de primera mano los efectos de las lluvias.

El Ayuntamiento de Málaga informa de que los servicios de emergencia, con el apoyo de maquinaria pesada han logrado acceder a la calle José Calderón para ayudar a varias personas con movilidad reducida y mayores que se han quedado incomunicados. Por el momento no ha sido necesario evacuar a nadie, pero sí se está prestando auxilio a varios vecinos afectados. También hay graves problemas en las calles Cristobalina Fernández y Quebrantatinajas. El Consistorio recomienda a los vecinos de la zona que no salgan de sus casas hasta que baje el nivel del agua.

La Delegación del Gobierno de la Junta en Málaga ha vuelto a activar a las 7.07 de hoy el Plan de Emergencias por Inundaciones en situación 1 en la provincia, lo que ha supuesto movilizar a todos los efectivos disponibles para hacer frente a las inundaciones. Las fuertes lluvias se han mantenido durante toda la noche y el aviso naranja se va a mantener este sábado, en principio, hasta las 18.00 horas.

El Ayuntamiento de Málaga ha informado de que se cortó el acceso al PTA y la salida de la autovía Campanillas-Mercamálaga a causa de la anegación del viario, aunque finalmente se reabrió sobre las 9.00. Emergencias 112 Andalucía ha coordinado, desde la medianoche hasta las 7.00 de la mañana, un total de 232 incidencias, la mayoría por viviendas y calles anegadas, así como por balsas de agua y conductores afectados por las riadas en Campanillas, pero también en otros puntos de la capital; así como en Mijas, Benalmádena, Marbellal, Alhaurín de la Torre, Torremolinos y Estepona.

El suceso más destacado ha ocurrido en la capital, donde la Policía Local ha rescatado a cuatro personas (tres adultos y un menor) tras haber quedado atrapados en un coche en la zona del arroyo de Los Pilones. Asimismo, se ha intervenido para auxiliar a los responsables de una residencia de ancianos anegada en la avenida Carlos Haya, y se auxilia a los vecinos de Campanillas, donde decenas de viviendas están anegadas y el acceso es especialmente complicado, aunque no se han producido daños personales. Por otra parte, un muro se ha caído parcialmente en la calle Armijo, mientras que en Alejandro Puskin se ha hundido parte del acerado.

Entre las 6.47 y las 8.05, los Bomberos de Málaga han realizado más de medio centenar de servicios, entre otros, para la apertura de puertas, retirada de árboles y ramas caídos, asistencia a vehículos desplazados por la riada, inundación de bajos de viviendas y garajes y caída de muros, según informa el Ayuntamiento.

A falta de datos concretos, puesto que la Red Hidrosur de la Junta se mantuvo inactiva desde las dos de la madrugada hasta las 9.00 de la mañana, posiblemente por alguna avería en el sistema, la magnitud del desastre hace presagiar que se hayan podido acumular en la zona descargas por encima del centenar de litros por metro cuadrado en una hora. Así lo expone José Luis Escudero, meteorólogo aficionado y autor del blog Tormentas y Rayos: «Un vecino de la zona al que conozco tiene un pluviómero y desde la medianoche ha recogido más de 100 litros por metro cuadrado».

Una vez que Hidrosur volvió a funcionar tampoco ofreció datos concluyentes, posiblemente debido a la inactividad durante el grueso de la tormenta. Así, el pluviómetro de la presa de Casasola, el más cercano a la zona del desastre, sólo registraba 26 l/m2 en doce horas; así como 45 en El Atabal y la misma cifra en Coín.

Desde el Centro Meteorológico de Aemet en Málaga informan de que el pluviómetro oficial más cercano a la zona de cuantos gestiona la Agencia, y que está precisamente en su sede, en El Cónsul, ha medido un total de 60 litros por metro cuadrado, de los que 34 han caído en una hora y casi 13 en sólo diez minutos. Mientras, en el Aeropuerto ha descargado 36,6 l/m2 en una hora, 21 de ellos en 10 minutos (67 en total).

En este artículo



Ambizone

Cerrado para frenar el coronavirus. Nosotros también nos quedamos en casa

{