Dos atletas del Club Atletismo DELSUR disputan la final de lanzamiento de peso en su Campeonato de España

Francisco J. Arquellada Cebrián ha conseguido la medalla final.

Este fin de semana se celebraba en la Pista Cubierta Palau Sant Jordi de la Barcelona, una de las sedes míticas de sus Juegos Olímpicos del 92, el Campeonato de España de Lanzamientos Largos de las categorías Sub’ 18.



El club conseguía la clasificación entre los ocho mejores de la especialidad a dos de los jóvenes lanzadores que vienen participando con asiduidad en estos eventos y que rivalizarían en la prueba de peso en la categoría Sub´18, una categoría que, en breve, será una clara referencia de futuro ya que, durante la presente temporada hemos incorporado a un total de 50 atletas lo que supone todo un hito entre los clubes andaluces y nacionales.

La cantera DELSUR sigue demostrando cuál es el modelo de trabajo que ha puesto en marcha al iniciarse este proyecto atlético. Desde la base de los núcleos atléticos que lo integran conseguir llegar a lo más alto en las mejores condiciones. Estos atletas nunca defraudan y continúan dando buena cuenta de ello gracias al gran trabajo que se está llevando a cabo desde los núcleos de entrenamiento de Vélez-Málaga y Motril.

Los protagonistas, en esta ocasión, fueron:

Francisco J. Arquellada Cebrián partía con la segunda mejor marca de los participantes con sólo dos centímetros de diferencia sobre el siguiente clasificado lo que presagiaba una reñida competición por los primeros puestos donde esperábamos ver a nuestro atleta. Su marca de partida era de 15m, lo que ya supone un grandísimo nivel de marca.

Este atleta lo ha ganado todo en Andalucía durante la presente temporada en su categoría y, también, en la siguiente categoría ya que es el vigente campeón Sub´20 en peso siendo todavía un atleta de menos de 18 años que todavía está en pleno proceso de formación y que, también practica, con buenos resultados, el lanzamiento de disco consiguiendo el oro en el último andaluz.

Alejandro González Arquellada conseguía el doblete de participación en los nacionales de lanzamientos ya que, tras conseguir la octava plaza en el nacional de Lanzamientos Largos de Disco Sub’ 18, ya que su marca de 14m 23 ocupaba el sexto puesto de los clasificados.

Estos dos atletas mantienen una relación muy especial ya que, además de coincidir en el mismo club, destacar en las pruebas de lanzamientos y tener una filiación muy próxima ya que son primos. Ambos son entrenados por J. María Hernández sobre los que, con su experiencia, los va llevando a estar en lo más alto de sus respectivas pruebas. En esta ocasión, empleando la técnica giratoria para lanzar el artefacto, se nota la mano del maestro en sus pupilos con los sigue creciendo como entrenador.

Y las previsiones no engañaron. El mejor clasificado lanza 15.99 y el tercer clasificado hace su mejor marca con 15.81. “Curro” Arquellada realiza su mejor marca personal con 15.83 colocándose 2º y dejando otra vez la diferencia en 2 cm. Mientras, Alejandro se coloca en la sexta posición con 14 m. Este fue el resultado tras tres lanzamientos y eso llevaba a saborear la plata y el pódium pero todavía quedaba volver a repetir una serie de tres lanzamientos para intentar conseguir un resultado mejor.

Llegamos a la última ronda con una remontada increíble de Alejandro en el penúltimo lanzamiento de 14.64, marca personal, lo que le lleva hasta el cuarto puesto que fue su resultado final.

Mientras, llega el turno de su primo Curro que, ya asegurada su medalla de plata con su mejor marca de 15.83, las ganas por seguir mejorando su marca personal le lleva a realizar un nulo en su último intento que no altera el resultado final: Francisco J. Arquellada se sube a lo más alto del pódium. Un motrileño se suma a la larga lista de medallistas en atletismo por lo que la tradición continúa y una nueva saga familiar sigue los pasos de otras que les antecedieron.

El club «recrimina a la retransmisión de la competición en la página web de la RFEA donde no hubo ningún seguimiento de la competición de peso. Es algo que no tiene muchas justificaciones salvo que fuera un problema técnico pero en el nacional de pista cubierta el peso no existió en cuanto a imágenes, algo que, sin público, es la única forma de poder disfrutar de la competición».

In this article