Cuatro años de cárcel por pegar con un casco a un polícia de Nerja que multó a su padre

El padre, que estacionó sobre la acera, tambien ha sido condenado a siete meses y medio por darse a la fuga

Según publica Diario Sur, Los hechos tuvieron lugar en mayo de 2011. Sobre las nueve de la noche un policía local se dirigió hacia un coche que estaba estacionado encima de la acera en la Avenida Ciudad de Pescia, situada en el municipio de Nerja. El agente pidió al conductor que le entregara la documentación para multarle.

Sin embargo, el hombre se dirigió hacia el policía diciéndole expresiones como «me vas a denunciar, venga hombre que siempre estáis igual, venga ya coño que tienen muy poca vergüenza, haz lo que quieras». Al final acabó arrebatándole la documentación que le había entregado y se subió al coche para marcharse del lugar, mientras que el agente, que estaba agarrado al espejo de la ventanilla del vehículo, acabó cayendo al suelo después de que el conductor acelerase.



Pero no fue todo lo que ocurrió. Cuando el policía local se estaba reincorporando tras la caída y se disponía a comunicar por radio la matrícula del coche que se había dado a la fuga, apareció el hijo del conductor del coche. Éste le pegó fuertemente en la cabeza con un casco de moto, tirándolo al suelo y golpeándole de nuevo reiteradamente en la cara con el objeto, siempre según se asegura en la sentencia.

El padre del acusado también ha sido condenado por resistencia a agente de la autoridad
Como consecuencia de la agresión el agente sufrió diversas lesiones, como una contusión nasal con fractura de huesos, policontusiones o una herida en la cara por la que tuvieron que ponerle 12 puntos de sutura. En total, tardó 82 días en recuperarse y le quedaron varias secuelas.

Por ello, el Juzgado de lo Penal número 9 de la capital acabó condenando al hijo como autor de un delito de atentado con instrumento peligroso en concurso ideal con uno de lesiones, por lo que se le impuso una pena de cuatro años de prisión. Además, también se le ordenaba que indemnizase a la víctima con 6.835 euros. En cuanto al progenitor, se le declaró culpable de un delito de resistencia a agentes de la autoridad, imponiéndole siete meses y 15 días de cárcel.

Pese a ello, ninguna de las partes acabó contenta con esta resolución judicial. Todos la recurrieron, aunque los magistrados de la Sección Novena de la Audiencia Provincial han desestimado los argumentos de las partes y han acabado confirmando íntegramente la sentencia dictada en primera instancia.



13 Larios

Su especialista en cocktails. Premio provincial de gin-tonic.

Paseo Larios, 13, Torre del Mar

13 Larios

Su especialista en cocktails. Premio provincial de gin-tonic.

Paseo Larios, 13, Torre del Mar