Condenado un policía nacional por regentar un prostíbulo en Vélez-Málaga hace nueve años

Los condenados se han beneficiado de una rebaja importante de las penas en aplicación de la atenuante de dilaciones indebidas.

Según informa el periódico La Opinión de Málaga, la Audiencia Provincial ha condenado a un año y nueve meses de prisión a un policía nacional que regentaba, junto a dos socios también condenados a un año y tres meses, un prostíbulo en Vélez Málaga en el que había al menos siete mujeres extranjeras, la mayoría rumanas, que ejercían la prostitución en régimen de explotación. Los hechos ocurrieron en 2007, por lo que la aplicación de la atenuante de dilaciones indebidas ha valido a los procesados una considerable rebaja de las penas. Los afectados, no obstante, reconocieron los hechos.

Según consta en el apartado de hechos probados, la Unidad de Asuntos Internos de la Dirección General de la Policía sospechaba que un policía nacional había arrendado, junto a otros, un club, y que se dedicaba a explotar el negocio de la prostitución que ya se ejercía con anterioridad allí, por lo que se intervino su teléfono. De las escuchas se supo que tenía una sociedad con otros dos hombres, por lo que también se les intervino el móvil. "Los tres mantenían relaciones y participaban en la organización de la gestión del club", dice la Sala.

Así los acusados, guiados por el ánimo de enriquecimiento ilícito, "se venían dedicando en el citado establecimiento a percibir beneficios económicos derivados de explotación de la prostitución de las mujeres que allí empleaban, percibiendo el importe de las consumiciones que realizaban los clientes". Las mujeres que aparentemente se hospedaban en el club bajo la denominación de hostal pagaban 50 euros diarios por alojamiento, independientemente que durmieran allí o no, de forma que ellas recibían una retribución similar por cada media hora de relación sexual, "fluctuando esta cantidad a medida que avanzaba la noche y, a partir de las tres de la mañana, obtenían más cantidad de cada servicio, siéndole entregado el 50% del precio del mismo al club", dicen los magistrados.

Según relata La Opinión de Málaga, en las dependencias de dicho establecimiento, cuando entró la policía, había siete mujeres y un total de 26 habitaciones, féminas que ejercían la prostitución en condiciones de explotación, "conforme a unas directrices concretas y normas impuestas por los socios antes citados, conformando lo que se ha dado en llamar las leyes de la casa, destacando las imposiciones de porcentaje de ganancias que debían aportar, el cumplimiento riguroso del horario de cinco de la tarde a cinco de la mañana, hora en la que cerraba el club, no pudiendo las mismas acceder al edificio hasta las doce del mediodía; y descanso semanal, que comprendía un solo día".

Las mujeres ofrecían sus servicios a cambio de la correspondiente contraprestación, pero debían cumplir las normas, "en caso contrario eran corregidas por los responsables del club, imponiendo sanciones pecuniarias consistentes en 100 euros de multa en caso de que descansaran dos días, ejerciendo una labor correctora el policía nacional, que prevaliéndose de dicha condición infundía temor a las mujeres".

Los dos socios del policía han sido sentenciados a un año y tres meses de prisión y a pagar dos multas, las mismas sanciones económicas que el policía, aunque este se le impone un año y nueve meses de privación de libertad. 




Pizzería Italia

30 años después continuamos ilusionados aportando tradición y renovación a nuestra carta.

Av. Antonio Tore Tore, 9, 29740 Torre del Mar, Málaga

Pizzería Italia

30 años después continuamos ilusionados aportando tradición y renovación a nuestra carta.

Av. Antonio Tore Tore, 9, 29740 Torre del Mar, Málaga