El complejo hotelero y geriátrico El Jaral proyectado en Arenas puede cambiar la tendencia socioeconómica negativa del municipio y de otros pueblos de su entorno, según el CADE

El municipio de Arenas presenta una tendencia demográfica muy negativa con índice de vejez 10 puntos superior a la media de la provincia, al igual que otros de su entorno. En todos ellos tendrá influencia muy positiva este proyecto (www.eljaral.net)

El complejo hotelero y geriátrico proyectado en la finca El Jaral, en el término municipal de Arenas, por un grupo de inversores belgas puede cambiar la tendencia socioeconómica negativa del municipio y de otros pueblos de su entorno. Esta es una de las conclusiones que se deduce del análisis realizado por el técnico del CADE de Algarrobo, José Luis Fenech, en el que ha estudiado la realidad del entorno y los efectos que este proyecto puede tener sobre la misma.
En el trabajo que se presentó ayer en el Ayuntamiento de Arenas se abordan cuatro factores: evolución demográfica de la zona, nivel de formación de sus habitantes, nivel de desempleo y estructura económica.
Los datos sobre la población desvelan una tendencia negativa en todo en el entorno que en el caso de Arenas se traducen en un índice de vejez del 26,4 por ciento frente al 16,44 que tiene de media la provincia de Málaga, un índice de dependencia del 61,89 por ciento frente al 48,55 de la media malagueña o un índice de reemplazo del 67,21 por ciento frente al 98,37 que existe en esta provincia.
Esto pone en evidencia que se está produciendo un envejecimiento de la población y una despoblación que pueden estar vinculados a la precariedad laboral existente en el entorno y a la crisis económica que aquí se ha visto agravada por la destrucción de empleo en el sector de la construcción frente al que estos pueblos no han podido presentar alternativas laborales.
El desarrollo de este proyecto, según este análisis, puede generar un gran revulsivo en el entorno que genere nuevas oportunidades de empleo, riqueza y que ayude a frenar la pérdida de población. En primer lugar, durante el proceso de construcción del complejo en el que está prevista una inversión de unos 90 millones de euros y en el que será necesaria la participación de un gran número de trabajadores y trabajadoras. Una vez esté construido y en funcionamiento se estima que creará unos 90 empleos directos, una cifra equivalente al desempleo que tiene en la actualidad el municipio de Arenas, y un número indeterminado de empleos indirectos por el influjo que la actividad que genera este proyecto creará en su entorno.
Fenech en su exposición también ha puesto en valor las potencialidades del entorno que han atraído en los últimos años a un gran número de habitantes procedentes de otros países de Europa.

Un proyecto de responsabilidad social corporativa

En su intervención el técnico del CADE también ha destacado la filosofía del proyecto por su responsabilidad social corporativa.
El proyecto está pensado para facilitar la atención a personas de diferentes edades en un entorno de una gran calidad ambiental y paisajística en el que se aprovecha la luz natural, el entorno rural y la amplitud de la finca para ofrecer al residente o turista un alojamiento único en la zona. Para ello, ofrece diferentes posibilidades de alojamiento en hotel apartamento formado por 240 habitaciones en las que las personas de mayor edad pueden estar alojados con la atención geriátrica necesaria pero con una gran autonomía y privacidad, 120 habitaciones en un régimen de una alta atención geriátrica y un hotel con 121 habitaciones y categoría de cuatro estrellas que facilita la estancia a familiares de los residentes o a cualquier otra personas que quiera disfrutar de las bondades de este complejo.
Las edificaciones se van a desarrollar bajo dos premisas fundamentales que convierten a esta propuesta en un alojamiento de una gran calidad ambiental: la ecología profunda que persigue un respecto absoluto por el ambiente de vida existente en el entorno y la arquitectura orgánica unificada que promueve la armonía entre la vivienda humana y el mundo natural.
Las edificaciones se desarrollan en tres niveles de actuación: un área ajardinada en la que se desarrollan las edificaciones y zonas de paseo, un área de vegetación autóctona y un área de producción en la que los residentes pueden desarrollar labores agrícolas, ganaderas y artesanas. En esta última zona, las personas alojadas en el complejo podrán cultivar sus propios productos, obteniendo alimentos ecológicos a la vez que desarrollan una actividad física y de entretenimiento beneficiosa para su salud. El proyecto aprovecha la orografía del terreno usando los caminos preexistentes que una vez mejorados se hacen partícipes de los nuevos usos del suelo. Las edificaciones, con planta baja más una y totalmente integradas en el entorno usando materiales autóctonos se distribuyen por la zona ajardinada. Las habitaciones de cuidados en el área más cercana al acceso a la parcela rodeadas por recorridos suaves y cortos adaptados a personas con movilidad reducida que hagan posible el esparcimiento de los residentes. El hotel se ubicará en la parte alta de la finca para aprovechar las vistas del paisaje ofreciendo un espacio tranquilo y relajado donde poder descansar. Las habitaciones autónomas, que disponen de grandes terrazas para aprovechar la bondad del clima de la Axarquía, se sitúan entre los jardines con grandes espacios para caminar.
Las instalaciones del complejo geriátrico y hotelero van a contar con otros servicios que mejorarán la calidad de vida de los residentes o turistas como tres piscinas, un gimnasio e infraestructuras para garantizar la accesibilidad como aparcamientos interiores y un helipuerto.

En este artículo



Sommelier Buffet Pizza

Por 7,50 € una pizza familiar y después todas las pizzas mediadas que seáis capaces de comeros

Calle Valdepeñas, 6, Torre del Mar

Sommelier Buffet Pizza

Por 7,50 € una pizza familiar y después todas las pizzas mediadas que seáis capaces de comeros

Calle Valdepeñas, 6, Torre del Mar