Canillas de Aceituno y Sedella, unidos por el libro “La Flor de los Celindos”

Durante tres años y medio, Juan Manuel Jiménez, un médico malagueño pero con raíces en Canillas de Aceituno, exdirector médico del distrito sanitario de Málaga y apasionado de Muñoz Molina, Pérez Reverte, Valera y Galdós, ha convertido en realidad «una historia que estaba en mi cabeza desde hace muchísimo tiempo», confiesa.

Basada en hechos reales, cuenta la evolución de dos familias en dos pueblos vecinos, Canillas de Aceituno y Sedella, desde 1875, con la restauración borbónica y la llegada de Alfonso XII, hasta la muerte de Franco, justo un siglo después.

El esfuerzo literario se titula La flor de los celindos (19,50 euros) y ha sido publicado por la editorial malagueña Libros en casa. Además, en pocos días saldrá la tercera edición. Por ahora, ha vendido 400 ejemplares en tres meses.

¿Dónde está el éxito? Juan Manuel Jiménez cree que, aparte de que ha tratado de depurar al máximo la novela para que los párrafos tengan «sonoridad y calidad», en haber enlazado la saga familiar con la historia de Málaga y en sorprender con «una intriga» que, planteada al inicio de la obra, no se conoce hasta el final.

Además de Sedella y Canillas de Aceituno, en la novela aparecen rincones de Málaga capital como la Casa de la Misericordia, el Hospital Civil, o la Casa Larios. El escritor detalla que se trata de «una novela de claroscuros, como la vida misma» y pone de ejemplo la familia Larios, que «hicieron muy buenas cosas en Málaga pero también en la zona donde tenían el poder del cacicato su poder económico en gran medida era por el trabajo mal pagado de los campesinos», subraya.

En La flor de los celindos se suceden momentos históricos como la visita de Alfonso XII a Canillas de Aceituno tras el terremoto de 1884, la revuelta jornalera de Canillas de 1911, la proclamación de la II República o la Guerra Civil.

En cuanto al título, Juan Manuel Jiménez destaca que hace referencia a la planta que en Málaga se conoce como chilindro y que en la novela es la flor que une a dos de los protagonistas. «Es una flor muy mediterránea y malagueña, una planta muy olorosa que florece en mayo y junio».

Como curiosidad, el libro se está vendiendo mucho en los dos pueblos protagonistas, que aunque no cuentan con librerías, sí tienen tiendas de comestibles en las que puede encontrarse.

Estupenda acogida

Juan Manuel Jiménez cuenta con satisfacción que las historias reales recogidas han sido acogidas «estupendamente» y comenta que «ahora se puede hablar de muchas cosas que antes no se podía».

Los tres años y medio de trabajo incluyen, además de la redacción, una prolija bibliografía que aparece al final de la novela, cuando se desvela la sorpresa final.

El escritor malagueño, que ya está embarcado en una segunda novela, está convencido de que las cerca de 450 páginas La flor de los celindos tienen mucho potencial cinematográfico, «por eso me gustaría regalársela a Antonio Banderas, porque sé que le gustan los temas malagueños».

De paso, con este libro quiere hacer un llamamiento « a la concordia», tan necesario estos días.

En este artículo



Saborea Moclinejo

Bar y parrilla. Restaurante de carnes. Contamos con la distinción de la marca Sabor a Málaga.

Plaza Espaňa, 1-9, 29738 Moclinejo, Málaga

Bodega la Barraca

Auténticas paellas valencianas cocinadas por un valenciano

Calle Bahía, 4, Torre del Mar