Cae en Vélez-Málaga una red que estafó 17 millones de euros a extranjeros con reventa de multipropiedad

La Policía Nacional ha desarticulado una organización asentada en Vélez-Málaga y supuestamente dedicada a estafas mediante la modalidad de ‘time share’ o reventa de paquetes vacacionales de tiempo compartido, por un montante de 17 millones de euros.

Fueron detenidas 36 personas, entre ellas el cabecilla, para el que se acordó su ingreso en prisión, y hay identificadas 33 víctimas, de nacionalidad inglesa, aunque podrían ser más de 500 personas. Así lo han explicado este miércoles en rueda de prensa el subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, y el comisario provincial, Francisco López Canedo, quienes han indicado que a los detenidos -y una persona que está como investigada- se les achacan los delitos de estafa, blanqueo de capitales, falsedad y pertenencia a organización criminal. Ambos han destacado que en esta operación, denominada ‘Manta’, se ha dado “un paso más” porque la investigación no se ha quedado en la detención de la treintena de supuestos colaboradores de la organización, que estaría “perfectamente estructurada y con reparto de las tareas”. Así, además del cabecilla, de nacionalidad británica, se ha arrestado a su mujer, un hijo y la nuera, personas de su “total confianza”; así como a dos abogados. La investigación comenzó por la denuncia de un abogado que representaba a 33 ciudadanos del Reino Unido, que llegó al Juzgado de Instrucción número 1 de Vélez-Málaga, en la que explicaba cómo una empresa había contactado con ellos para ofrecerles adquirir un paquete vacacional de tiempo compartido para lo que tuvieron que pagar unos gastos de gestión, y que una vez hicieron el desembolso no pudieron disfrutar nunca de esos derechos. Los agentes sostienen que podrían ser unas 500 víctimas, por lo que se va a solicitar la colaboración de la Interpol y de los servicios policiales ingleses para poder identificar a más personas. Se tratan de hechos ocurridos entre 2009 y 2013 y la investigación no está cerrada sino que están pendientes “detenciones de escalones de colaboración en otras zonas, fundamentalmente en las Islas Baleares y Canarias”, ha dicho el comisario.

  • DESARROLLO DE LA OPERACIÓN

La investigación ha durado ocho meses y las primeras pesquisas determinaron el lugar desde el que operaba la sociedad, localizándose tres empresas desde las que se habían realizado estas operaciones. Posteriormente, los agentes descubrieron un entramado compuesto por esas seis personas, el principal investigado -autor intelectual- y las personas situadas en el eslabón más próximo a él, como eran sus familiares y los letrados; así como una treintena de colaboradores.

Según han explicado, los investigados se ponían en contacto con las víctimas potenciales -todos ellos propietarios de tiempo compartido y nacionalidad inglesa y de clase media-alta- y les ofrecían, por un lado, la posibilidad de adquirir un paquete vacacional y, por otro, la de vender su tiempo compartido a posibles compradores. Para comenzar estos trámites, les exigían una cantidad de dinero determinada, entre 600 y 3.000 euros por gestión. Así, tras llegar a un acuerdo con los propietarios, supuestamente, les engañaban para que realizaran las transferencias económicas. Pasado el tiempo, los propietarios, que no veían cumplidas sus expectativas de venta o compra, se daban cuenta de que estaban ante una estafa. El dinero que obtenían se blanqueaba, supuestamente a través de los abogados investigados, mediante la compra de propiedades inmobiliarias y terrenos, que se ponían a nombre de sociedades gestionadas por testaferros. La red de colaboradores, en su mayoría británicos y de perfil variado, eran los que, presuntamente, ponían sus cuentas bancarias para la recepción del dinero a cambio de una comisión. La Policía también ha averiguado que los investigados se brindaban como una empresa que, con documentación falsificada tanto de notarios como de abogados españoles, se ofrecía para emprender acciones legales en contra de las empresas timadoras, pretendiendo de esta manera estafar nuevamente a las víctimas.

Han indicado que de los 17 millones de euros, el beneficio de la organización podría rondar los 12 millones.

  • REGISTROS Y ANTECEDENTES

Dentro del operativo se han llevado a cabo tres registros domiciliarios, un despacho de abogados y la oficina, sede de la empresa, ubicada en Vélez-Málaga; y se han intervenido 126.000 euros en efectivo, diez relojes, siete vehículos -cuatro de ellos de gama alta- y numerosas piedras preciosas, entre otros efectos.

El comisario ha indicado que ha sido una investigación “muy compleja” y ha apuntado que el cabecilla y al menos otros diez detenidos más estuvieron supuestamente implicados en actuaciones similares en la operación ‘Tormenta’ en 2015; apuntando que incluso uno de estos arrestados “en esta ocasión aclara que los investigadores se han llevado por delante todo el sistema de multipropiedad fraudulento que operaba en Vélez y en la Costa del Sol“.

Por su parte, el subdelegado ha destacado que esta operación es “una buena manera de demostrar el músculo que tiene la investigación policial en este tipo de tipos delictivos” y ha subrayado la importancia de esta operación para la comunidad británica y todos los turistas “que vienen para disfrutar de sus vacaciones y este tipo de delitos trunca sus expectativas”.

En este artículo



Instituto LEVILÁSER Oftalmología Clínica

sabemos cuidar de sus ojos de forma segura y fiable

Avenida de Andalucía, 81, 29740 Torre del Mar

Restaurante Casa Nacho

Desde carnes rojas Steak Tartar, hasta pescaíto del mismo puerto y platos caseros

Diseminado Caleta de Vélez, 189, Vélez-Málaga, Málaga