Brexit: Tentar La Suerte Tiene Eso

Tentar la suerte tiene eso: que no siempre sale lo que uno quiere. David Cameron ganó el referéndum independentista de Escocia por la fuerte vinculación de los escoceses con Europa y su ferviente deseo de seguir en ella. De hecho, el brexit ha perdido en las tierras de William Wallace y en el Ulster, más irlandesa que británica. Sin embargo, esta vez el amigo Cameron ha ido a preguntarle también a los ingleses y, ya se sabe, esto ya es harina de otro costal.
Resulta que los ingleses nunca se han sentido europeos salvo cuando han venido a conquistar algo. Hemos sido, sobre todo Francia y España y por último Alemania, sus enemigos seculares. Con la Unión, Francia y Alemania tomaron las riendas de la construcción europea, con el resto de la tropa negociando con más o menos fortuna su incorporación. Así que los ingleses, salvo nunca se sintieron muy cómodos del todo. La crisis de los refugiados sirios que, una vez más, ha gestionado torpemente la UE, ha sido la espoleta que ha detonado el frágil vínculo de Inglaterra con el continente.
 
Esto es, a grandes rasgos, el cómo hemos llegado a que Cameron sacuda al mundo con un referéndum que no le había pedido casi nadie, salvo algunos grupos nacionalistas y algunos miembros de su partido que añoran la Gran Bretaña imperial que ya no existe salvo para mercadear divisas o tabaco en las colonias.
 
Así las cosas, los más europeístas han sido Escocia e Irlanda del Norte, como hemos dicho, pero también Gibraltar por las ventajas que les concede la UE y maniatan a España, y el cerro de guiris que viven en la Costa del Sol, disfrutando de precios baratos, sanidad de primer nivel gratuita, educación casi gratuita para sus vástagos, un pasaporte para recorrer el continente sin trabas, un mercado con 300 millones de compradores y un sol que no se apaga nunca.
 
Tienen dos años para ver qué pasa con ellos, con su situación, su trabajo, sus posesiones, sus negocios, su clima, su vida plenamente española. ¿Verán cómo Escocia pide otro referéndum para dejarlos más aislados todavía e integrarse en la UE? ¿Verán cómo España cierra la verja y los gallitos de la Roca se comen con pastel de carne su altanería? ¿Verán cómo se contagian los nacionalismos recalcitrantes y nos acabamos yendo todos?
 
En cualquier caso, tenemos por delante dos años, en los que hasta la Premier League dejará de ser lo que es.



Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rincón de la Victoria

Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rincón de la Victoria