Audio – Ana Díez, Médico de Familia en Valladolid: “Con las letras de Amor, también se puede formar la palabra Maro”

Esta es la Columna de Ana Díez, Médico de Familia, en Cadena Ser Valladolid
Fotografía procedente de Nerja Turismo www.nerja-turismo.com

A, m, o, r son solo cuatro letras. Las he escrito en ese orden porque es el orden alfabético. No he querido formar una palabra, porque con estas cuatro letras se forman varias palabras.

Podemos formar mora, que es un fruto silvestre sabroso, que nos ofrece la naturaleza en septiembre, que es divertido de recolectar dando un paseo por el campo, muy rico en antioxidantes y reforzador del sistema inmune.

Puedo formar un ramo, que, si es de flores, seguramente será precioso y oloroso. Además, la mora está formada por pequeñas drupas arracimadas.

Veo Roma, que en mayúscula es la maravillosa capital de Italia. Ciudad alegre, bulliciosa y monumental que todo el mundo debería conocer en algún momento de su vida. Además, Marco Gavio Apicio, gastrónomo romano del siglo I d. C., escribió en su tratado gastronómico cómo conservar las moras una vez recolectadas y cómo elaborar con ellas un licor que debía de estar buenísimo.

Veo Maro, que, también en mayúscula es una bonita localidad costera del municipio de Nerja, en Málaga.

Sí, ya sé; todos habrán pensado en primer lugar amor, y, sobre todo, estando tan cerca el día 14 de febrero, día de San Valentín, el patrón de los enamorados. Las anteriores he podido definirlas fácilmente. Amor me resulta más complicado de definir. Amor es el sentimiento que se establece entre dos individuos. No tienen por qué formar obligatoriamente una pareja. Siempre se habla del amor entre una madre y su hijo como el amor auténtico, el desinteresado, el gratuito y el que es para siempre. Es amor lo que sienten los abuelos por los nietos y viceversa. El de los tíos por los sobrinos, que también es recíproco. Se puede sentir amor por los amigos, por la humanidad en su conjunto, amor por la naturaleza, por los animales, por la música. Aunque el día de San Valentín no se celebre propiamente ese tipo de amor.

Es una palabra muy manida, demasiado diría yo. Todas las canciones hablan del amor o del desamor, la mayoría de las películas tienen como hilo conductor el amor. El amor sale a relucir en las obras de literatura, en los cuadros y las esculturas. Y, a veces, es hasta pesadamente pegajoso. Tristemente, también se utiliza la palabra amor para justificar crímenes pasionales y asesinatos, para manipular a personas de las que se quiere lograr algo, a las que se convence de que la utilización que se está haciendo de ellas, de que el acoso y la manipulación a los que se les está sometiendo es por amor.

Esa mala utilización del uso de esta palabra debería estar castigado también por la RAE, como una falta de ortografía grave, por no haber comprendido en absoluto el significado de la palabra.

Creo que yo me voy a quedar con la primera de las combinaciones, con la mora, cogida con mucho amor, casi mejor no formando un ramo para que las espinas no me pinchen, y saboreada en Roma o en la playa de Maro, pero con todos sus antioxidantes, que, por cierto, protegen frente a las enfermedades cardiovasculares. ¿Qué casualidad, no?

 

Pizzería Italia

30 años después continuamos ilusionados aportando tradición y renovación a nuestra carta.

Av. Antonio Tore Tore, 9, 29740 Torre del Mar, Málaga

Pizzería Italia

30 años después continuamos ilusionados aportando tradición y renovación a nuestra carta.

Av. Antonio Tore Tore, 9, 29740 Torre del Mar, Málaga