Un arsenal para defenderse en Málaga porque «la NASA lo vigila»

Según publica Diario Sur, el hombre, que al parecer tenía sus facultades mentales perturbadas, entregó las armas a la Policía Local

Lo que empezó siendo una actuación más ante un individuo que se mostraba agresivo, acabó con una gran sorpresa para los agentes de la Policía Local que intervinieron cuando el sospechoso les hizo entrega de las armas que poseía. Un verdadero arsenal, según indicaron las fuentes consultadas por este periódico, con el que defenderse ante posibles amenazas, entre ellas la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos, más conocida como la NASA, sobre la que aseguró que le vigilaba.

Los hechos tuvieron lugar el pasado lunes en la plaza Miraflores, situada en la barriada Miraflores de los Ángeles de la capital malagueña. Las alarmas saltaron sobre las 22.00 horas, una llamada alertó a la Sala del 092 para actuar ante un individuo agresivo que se encontraba en el interior de un local.

Desde dentro se había escuchado a un hombre que decía: «Os voy a matar a todos». Ante la situación tan complicada, los policías locales reclamaron la ayuda de sus compañeros, tras lo que, entre otras dotaciones, se personaron en la zona los agentes del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) del citado cuerpo de seguridad.

Los agentes realizaron un gran despliegue en la plaza Miraflores para garantizar la seguridad. Además, según aseguraron las mismas fuentes, consiguieron contactar con el individuo que había en el interior del local.

El hombre, vecino de la capital de 35 años de edad, acabó saliendo a la calle para hablar con los policías locales. Una vez en la vía pública el individuo les dijo que se encontraba bien, pero su discurso llamó rápidamente la atención de los funcionarios.

Las fuentes explicaron que el hombre les aseguró que estaba vigilado por la NASA y que los miembros de este organismo le tenían hackeado el ordenador. Al parecer, también les relató que era constantemente observado por una farola.

Entonces los policías locales se percataron de que, al parecer, el individuo tenía sus facultades mentales perturbadas, tras lo que reclamaron inmediatamente la presencia de los servicios sanitarios. Mientras esperaban a que llegara la ambulancia, el hombre habría confesado a los agentes que tenía varias armas para defenderse de posibles amenazas.

Él mismo les condujo hasta el arsenal que tenía guardado y, de forma voluntaria, se lo entregó a los policías locales. Entre otras armas había una pistola detonadora, una escopeta de aire comprimido y una pistola-ballesta, además de flechas y diversos tipos de munición, siempre según manifestaron las fuentes consultadas.

Una vez que llegó la ambulancia, los sanitarios procedieron a realizarle al hombre un primer examen, tras lo que fue trasladado hasta el Hospital Civil. Los agentes se hicieron cargo de las armas y preparan una denuncia ante lo ocurrido.

Los funcionarios de la Policía Local de Málaga intervinieron 516 armas a lo largo del pasado año en 426 actuaciones en las que un total de 431 personas fueron denunciadas por su tenencia. Los agentes de la ciudad intervinieron y retiraron de la circulación en prevención de la seguridad un total de 347 armas blancas y 86 objetos contundentes o punzantes, además de cinco armas de fuego, 59 de fogueo o simuladas, tres de gas o aire comprimido y otras 16 prohibidas de distinta índole.

En este artículo



Mississippi café

Exquisito surtido de tapas caseras donde puedes comer paellas individualmente.

Paseo Larios, 28, 29740 Torre del Mar, Málaga

Mississippi café

Exquisito surtido de tapas caseras donde puedes comer paellas individualmente.

Paseo Larios, 28, 29740 Torre del Mar, Málaga